Skip to main content

Capítulo 4

Gombessa EL PEZ QUE DESAFÍA EL tiempo

Blancpain patrocina la expedición de Laurent Ballesta

Autores del capítulo

LAURENT BALLESTA

Autores del capítulo

LAURENT BALLESTA
Gombessa EL PEZ QUE DESAFÍA EL tiempo
Gombessa EL PEZ QUE DESAFÍA EL tiempo
Número 13 Capítulo 4
Gombessa EL PEZ QUE DESAFÍA EL tiempo

Con el apoyo de Blancpain, el célebre buzo, biólogo marino y fotógrafo francés Laurent Ballesta dirige este año, en compañía de científicos y buzos, una expedición al profundo reino del celacanto, auténtico “fósil vivo”, frente a las costas sudafricanas. He aquí sus primeras impresiones. En la próxima edición de Lettres du Brassus publicaremos un reportaje.

12 de abril de 2013, el zodiac está a la deriva y es bamboleado por el fuerte oleaje frente a la costa de Sudáfrica. Sentado al borde del neumático y con 80 kilos a la espalda, mi determinación es enorme, tan enorme como precario es mi equilibrio. Por tradición, miro mi reloj, pongo en cero la corona muescada y ajusto la aguja de arrastre del profundímetro. Estoy listo. Me quedan sólo unas gotas de saliva… pero son suficientes para eliminar el vaho de mi máscara. El momento de la báscula se acerca. Voy camino a la zona crepuscular y a sus cautivadores resplandores, más allá de los 100 metros, donde reina gombessa, el celacanto al que me complace llamar “el pez más viejo del mundo”.

Hace cuatro años que quiero volver. Tengo un nudo en el estómago, pero ese es el precio que deben pagar aquellos que desean visitar estas irrazonables profundidades. Conozco perfectamente este sentimiento. Lo he vivido muchas veces, incluso aquí. Primero en 2009, el año del fracaso, luego en 2010, el año del éxito. ¿Acaso 2013 será el año de la consagración?

Por lo menos espero confirmar nuestra pericia, aquella que demostramos en 2010 cuando logramos tomar las primeras imágenes del “cara a cara” entre un hombre y un celacanto. Hoy debemos aplicar nuestra habilidad técnica al servicio de la ciencia y del conocimiento. Esta vez, no basta con encontrar la leyenda, también tenemos que estudiarla. Establecer protocolos científicos entre los 120 y los 145 metros de profundidad no es nada simple, pero es apasionante.

Durante tres años, en colaboración con los investigadores del Museo Nacional de Historia Natural de París ideamos los métodos y concebimos el material necesario. Ha llegado la hora de verificar si valió la pena esperar. ¿Lo lograremos?

No tardaríamos en conocer la respuesta: al llegar al fondo vi tres celacantos, en el mismo lugar donde los dejé tres años atrás. Inmutables desde la noche de los tiempos, llevan en ellos los vestigios anatómicos de los vertebrados que salieron de las aguas a la tierra firme hace 370 millones de años. Pensábamos que habían desaparecido hace 65 millones de años hasta que en 1938 un pescador encontró un celacanto en su red. Este acontecimiento trastornó a la comunidad científica. Hasta el día de hoy éste sigue siendo el descubrimiento zoológico más importante del siglo XX. Alivio, éxtasis, admiración, fascinación… las palabras no bastan para describir lo que siento.

No puedo seguir contemplándolos, tengo que actuar. Despliego los 3 metros de envergadura de la cámara jirafa: dos brazos articulados de 1,50 metros equipados en su extremidad con dos cámaras de alta velocidad de 1000 imágenes por segundo. Las dos cámaras están sincronizadas. Controlo el doble enfoque gracias a dos pantallas dispuestas delante de mí. Me acerco y activo dos apuntadores láser para lograr una mejor orientación de las cámaras. Pronto distingo los puntos verdes de los dos láseres que se deslizan sobre las escamas del celacanto, activo…

Con estas y muchas otras audaces experiencias transcurrirán cuarenta días. Estudiamos el celacanto en su propio universo y somos los primeros en hacerlo en buceo autónomo. Es un desafío para un buzo… pero también es el sueño de un naturalista hecho realidad. 

logo

Gombessa EL PEZ QUE DESAFÍA EL tiempo

Capítulo 05

La Table D’EDGARD

La cocina mediterránea y la pasión por los aceites de oliva se trasladan a Lausana.

Autores del capítulo

JEFFREY S. KINGSTON
La Table D’EDGARD
Seguir leyendo

Otros números

No se pierda el último número

Suscribirse a los números nuevos
Suscribirse a los números nuevos